jump to navigation

Monogamia mayo 25, 2010

Posted by breavman in Uncategorized.
add a comment

“Pero tengo PAREJA”

Y tras estas palabras, pensé “y qué importa, si tienes “PAREJA”?

Un juicio colectivo basado en un sociedad pajaro-morfa.

Soy leona! No mirlo ni grulla…He cambiado en una manada anclada en estructuras pasadas que se esfuerza en preservar. Encadenando relaciones monogámicas con desengaños y culpas.

Adoro el amor romántico colectivo, la fidelidad de amores que evolucionan sin olvidarse, la generosidad de descubrir a los nuevos que llegan, el espacio para más personas que amar.

Una pena esta gran mentira, útil en otro tiempo y ahora pendiente de una gran revolución.

Alguien está solo para abrazarme?

40 mayo 24, 2010

Posted by breavman in Uncategorized.
1 comment so far

40 días y 40 noches.

-y qué hiciste con el tiempo que te di?

-De lo que soñé algo queda, como una foto distorsionada. Y en 40 ´dias cometí más errores que aciertos y aún acabé dibujando a una mujer parecida a la que deseaba.

– El tiempo no vuelve. Quien juega, acepta. Esforzada en respirar, agotaste los días pensando en mañana

Carta de Amor mayo 24, 2010

Posted by breavman in Uncategorized.
2 comments

Mi amor:

Y te vi por primera vez, desnuda y callada.

El aire que respiré quedó agarrado en mi alma, y no he podido dejar de buscarte hasta lograr estar en ti.

Y no llevo tu sangre, pero llevo tu olor porque yo te elegí como amante, como madre, como amiga, como hermana…

Y al despertar cada día para mirarte abro la ventana y sé que tú también me abrazas con tu luz.

Paseo por tus brazos que me llevan hasta el corazón de plata, me arrodillo en tu altar de vidrios de colores, me tumbo en tu cama de hierba y me escurro en tu mar buceando en tus entrañas,.

Si estoy triste me consuela tu olor a viento y mar, y si estoy feliz en tu luna me miro y a tus palmeras me abrazo.

 Porque nunca te enfadas, porque siempre me proteges en tu pecho.

Y después de explorarte como en un mapa, ya te deseo mía y entera.

Desde el cielo te miraré señora y grande, acercándome a tus torres de frutas, tocando con mi dedo los pináculos,  acariciando tu rizos de sal.

Sé que serás más que nunca mía.

Y después, cuando un día mi cuerpo lo envuelvan en tu tierra, ya para siempre unidas en el abrazo, me haré tierra tuya.

Barcelona amada…